¿Proactivo o reactivo?

Entre un estímulo y una respuesta existe un espacio de libertad interior que se llama libre albedrio, es decir el poder que tenemos de decidir que hacer.

Es aquí donde la iniciativa y el sentido de responsabilidad son fundamentales para hacer que las cosas sucedan.

La pregunta es: ¿eres de las personas que toma la iniciativa y asume su responsabilidad para que las cosas sucedan? ¿Das el primer paso? ¿Agarras el teléfono y llamas a esa persona con la que quieres hablar algo? ¿Convocas a la reunión para tratar un tema que compete e impacta a todos y encontrar soluciones que beneficien a la mayoría? O, por otro lado, ¿otorgas el poder a factores externos? Porque si es así, te vuelves reactivo y podrías tender a responsabilizar a otros por lo que sucede o deja de suceder.  

 ¿Y cómo podemos tomar conciencia de nuestro grado de proactividad? Examina en qué inviertes tu tiempo y energía. Y, a partir de ahora, céntrate en el círculo de influencia, es decir en aquello que puedes cambiar o mejorar, en aquellas cosas en las que puedes hacer algo. Porque pensar que el problema viene de fuera, es realmente el problema.

Si hablamos de bienestar, de plenitud, de control de tu vida, lo que se espera y se procura es que seas más proactivo que reactivo.

Desde el cariño,
Marilena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s